360 Infografia. INFOGRAFIA 3D

INFOGRAFIA 3D EN ZARAGOZA. RENDERS Y VISUALIZACIÓN 3D PARA ARQUITECTURA

Haz clic en los iconos para ver cada sección

VER PÁGINA DE MODELADO 3D

DISEÑO Y MODELADO 3D

Medimos y realizamos los planos de su inmueble. Diseñamos y modelamos su proyecto en 3D.

VER GALERÍA DE IMAGENES 3D

INFOGRAFIAS 3D INTERIORES Y EXTERIORES

Realizamos renders e infografías hiperrealistas de Gran calidad en Cualquier Resolución mediante tecnología de visualización en TIEMPO REAL.

VER GALERÍA DE VIDEOS 3D

VIDEO COMPLETO DEL PROYECTO 3D

Publicamos tu proyecto 3d en video elaborando sugerentes secuencias de todas las estancias  y editando la película para obtener el mejor resultado.

VER IMAGENES 360

IMÁGENES 360º Y TOURS VIRTUALES

Con las infografías 360 podrás visualizar el entorno en todas direcciones en tiempo real incluso mediante gafas de Realidad Virtual y mediante los TOURS interactivos podrás ofrecer una experiencia completa

PLANO 3D INTERACTIVO 360infografia.com

PLANOS 3D INTERACTIVOS

Realizamos planos comerciales en 3D, donde aprovechamos el potencial de la infografía para mostrar el proyecto de una forma diferente. Elaboramos un sistema de información interactivo.

Diseño web para infografia 3D

DISEÑO Y PUBLICACIÓN WEB 

Diseñamos y publicamos la página web de tu proyecto para mostrar todo el contenido de infografia 3d y la información destacada de una forma atractiva y amigable para el usuario final.

ÚLTIMOS TRABAJOS DE INFOGRAFIA 3D EN ZARAGOZA

Infografia 3d, imágenes 360º y vídeo 3d

Puedes ver todo el material infografico en las siguientes Paginas:

NUESTRO ESTUDIO DE ZARAGOZA

Tres Sesenta infografia 3d es un estudio de visualización arquitectónica y realidad virtual en Zaragoza formado por profesionales especializados en proyectos 3d. 

Desde hace varios años desarrollamos todo tipo de proyectos de infografia para arquitectura en Zaragoza, proyectos de obra nueva, reforma, rehabilitación, comercialización y promoción inmobiliaria. Ofrecemos un servicio completo realizando todo tipo de infografias, imágenes 3d, video 3d, render, modelado 3d, planos 3d, planos comerciales interactivos, imágenes 360, tours virtuales, diseño web, y mucho más.

Trabajamos desde el primer día con objeto de acercarle el potencial de la infografia 3d y la realidad virtual a sus proyectos en Zaragoza, siempre con valores como el trabajo duro, la seriedad y la humildad. Además ofrecemos tanto servicios 3d como de arquitectura en general.

Oficina estudio de infografia

Puedes ampliar más información en nuestra página principal:

O si lo prefieres, puedes contactar directamente con nosotros:

¿Qué es la Infografía 3D?

¿Qué es y que aplicaciones tiene?

El concepto genérico de infografía consiste en la representación
visual de una idea mediante herramientas gráficas. Modernamente, el
término se ha extendido a múltiples campos (educación, marketing,
publicidad, etc.)

En Tres Sesenta nos centramos en la infografía aplicada a la
arquitectura, cuyo principal fin es la creación de entornos virtuales
hiperrealistas, a través de los que podemos reproducir, por ejemplo, el
resultado final de una reforma o proyecto completo, cuando este aún no
ha comenzado a ejecutarse.

LEER MÁS…

¿Qué son los RENDERs?

Renders, traduccion inglés-español (wordreference): representar, retratar, reproducir.

Render

infografia madrid

Entendemos por Renders la imagenes digitales procedentes de
un modelo 3d. Son la consecución de un proceso ejecutado por un programa
de diseño que mediante la simulación de efectos reales de iluminación,
texturizado de materiales y efectos ópticos (irradiación de fotones con
distintos comportamientos de iluminación directa e indirecta) recaba
toda la información y la plasma en una imagen con resultado realista.

LEER MÁS…

Información general sobre la provincia de Zaragoza

Por su localización geográfica, la provincia de Zaragoza es y ha sido tierra de paso. Encrucijada natural de caminos entre la Europa continental y la Península Ibérica, así como entre el Mediterráneo, la meseta castellana y las orillas del Cantábrico, a lo largo de su historia se ha convertido en un señalado punto de encuentro de culturas y civilizaciones.El río Ebro actúa como arteria vital de un territorio caracterizado por los fuertes contrastes de un paisaje septentrional con extensas zonas casi desérticas alegrado por el verdor de las vegas de los ríos, reuniendo en su territorio gran riqueza y diversidad de paisajes, fauna y vegetación.Con una superficie de 17.194 km2, la mayor parte de sus habitantes, cercanos al millón, se concentra en la capital, en la actualidad un destacado núcleo industrial y comercial. Junto a ella, sin embargo, se localizan otras poblaciones de considerable tamaño y patrimonio histórico, como Calatayud, Tarazona, Daroca, Ejea de los Caballeros o Caspe.

La capital muestra orgullosa los vestigios de las culturas que han jalonado su historia y que han marcado un peculiar estilo de vida. Íberos, romanos, musulmanes, judíos y cristianos han marcado el desarrollo de una urbe abierta a la convivencia. De época romana se conservan importantes vestigios arqueológicos: murallas, foro, puerto fluvial, termas, teatro. La época musulmana pervive en el magnífico palacio de la Aljafería, que hoy acoge a las Cortes de Aragón, pero también en ese prodigio único que es el arte mudéjar de raíz islámica, aplicado muchos siglos después del dominio árabe en templos y conventos cristianos y en edificios civiles. De la cultura hebrea queda un singular espacio: los baños Judíos. La cultura cristiana ha dejado en el casco histórico magníficos ejemplos de todos los estilos: desde el románico, ejemplificado en La Seo, el góti-co fundido con el arte mudéjar y el esplendor renacentista de palacios, iglesias y edificios públicos, hasta la explosión del barroco –que tiene en la basílica de Nuestra Señora del Pilar una de sus muestras más espectaculares–, la sobriedad neoclásica y espléndidas muestras de las diferentes tendencias arquitectónicas más contemporáneas.ZARAGOZA, CIUDAD DE LAS CUATRO CULTURAS, UN ESTILO DE VIDAZaragoza afrontó los retos futuros con ilusión y optimismo. Una ciudad moderna en continua transformación, con proyectos en marcha como la Expo Zaragoza 2008, con el lema “Agua y desarrollo sostenible”, Sede del Secretariado de Naciones Unidas para la Década del Agua, nuevos barrios que incorporan las últimas tecnologías y un urbanismo sostenible. Todo ello, junto con la fuerza económica y una arraigada tradición de ciudad de ferias y congresos, comercial y de servicios ha contribuido a convertirla en una cada vez más poderosa atracción turística

FUENTE: Turismo de Zaragoza

Geografía física

Se asienta en mitad del valle del Ebro, en la ribera media del Ebro, en el punto en el que desembocan los ríos Huerva y Gállego, los cuales también atraviesan la ciudad.

El Pilar y el Puente de Piedra sobre el Ebro, hacia el año 1865.

En la ribera y en el área urbana, el terreno es llano por lo general,
sobre todo en la parte norte de la ciudad asentada en la margen derecha
de la desembocadura del río Gállego, mientras que la sur tiene una
inclinación más pronunciada conforme se aleja del Ebro. La altura del
río Ebro a su paso por Zaragoza es de 199 msnm, aunque gran parte de la ciudad está por encima de los 210 msnm y los barrios del sur como Torrero y La Paz,
se encuentran a más de 250 msnm. La ribera está rodeada de escarpes,
cornisas o cárcavas dando lugar a relieves abruptos, en ocasiones con
fuertes desniveles. En contraste altitudinal respecto al área
metropolitana, dentro del municipio, destacan la Plana de Moses: un
segmento meridional de los Montes de Castejón con 680 msnm; y las Planas de María con 645 msnm, resultado de la dureza de sus materiales geológicos a la erosión.

Los materiales que afloran en la ciudad y su entorno son fundamentalmente gravas, arenas y arcillas producto de la propia sedimentación del Ebro durante el Cuaternario, que se disponen en terrazas fluviales de varios metros de espesor sobre las unidades de yesos y limos depositadas durante el Terciario. Estos materiales se consideran evaporitas, al formarse por evaporación de las aguas en extensas lagunas de una depresión endorreica que delimitaban las cordilleras pirenaica, ibérica y costero catalana. Esta zona endorreica se abrió al mediterráneo por la erosión remontante de uno o varios barrancos, precursores del actual río Ebro.

La naturaleza salina de las evaporitas, unida a una pluviometría
escasa y un fuerte coeficiente de evaporación, han favorecido el
desarrollo de una singular vegetación esteparia en el entorno de
Zaragoza, que constituye una rareza botánica y paisajística a nivel
europeo, si bien es poco valorada en general por sus habitantes. El
contraste entre este paisaje y la vegetación exuberante de los sotos
fluviales es uno de los atractivos de los descensos en piragua que
pueden realizarse aguas arriba y aguas abajo de la ciudad.

Clima

Climograma de Zaragoza (Aeropuerto).

De acuerdo con la clasificación climática de Köppen, Zaragoza tiene un clima semiárido frío (BSk), propio de la depresión del Ebro.
Los inviernos son ligeramente fríos,con mínimas medias alrededor de los
2 grados positivos, siendo normales las heladas nocturnas (23 días de
heladas de media al año),mientras que las máximas suelen situarse
alrededor de los 10 grados de media aunque durante los meses de
diciembre y enero debido a la inversión térmica producida por las
nieblas, las máximas pueden desplomarse bastante incluso llegando a ser
más bajas que las zonas cercanas a Zaragoza con más altitud donde hay
sol, en estos eventos las máximas y las mínimas son prácticamente las
mismas y las máximas pueden bajar fácilmente a los 2 grados de máxima.
Los veranos son cálidos,las máximas suelen superar casi siempre los
30 °C, incluso pasando los 35 °C muchos días y ocasionalmente se ha
llegado y superando ligeramente la barrera de los 40 grados en algunos
eventos cálidos; mientras que las mínimas debido a la continentalidad de
Zaragoza suelen bajar de los 20 grados aunque a veces esta marca se
supere en eventos cálidos provocando que sea difícil conciliar el sueño
al tener altas tempeaturas tanto por el día como por la noche. Las
lluvias escasas se concentran en primavera y en otoño en menor medida (6
o 7 días de lluvia por mes), ocurriendo sequías estivales prácticamente
todos los años (1 o 2 días de lluvia por mes), aunque en ocasiones en
verano puedan ocurrir fuertes tormentas a veces incluso con granizo
debido al calor y que hacen amainar un poco la sequía. En invierno las
precipitaciones también son bastantes escasas tan solo un poco más
comunes que en verano, lo que provoca que a pesar de las bajas
temperaturas apenas nieve, alrededor de dos días en el invierno y tan
solo 4 días de lluvia por mes. El promedio anual es bastante escaso, de
unos 315 mm influenciado sobre todo por el efecto foehn o efecto adiabático.
Las temperaturas más altas desde que existen registros históricos son
los 44,5 °C del 7 de julio de 2015; los 43,1 °C del 22 de julio de 2009;
los 42,8 °C del 26 de agosto de 2010 y los 42,6 °C del 17 de julio de
1978 y las más bajas -15,2 °C registrada tanto el 1 como el 18 de enero
de 1918, -14,9 °C, del 31 de diciembre de 1887 y -11,4 °C registrada el 5
de febrero de 1963.1819202122 Zaragoza tiene de media 2,4 días de nieve al hallarse situada a poca altitud.23

Según la Agencia Estatal de Meteorología, la velocidad media del viento es de 19 km/h. El cierzo sopla con frecuencia durante el invierno y a comienzos de la primavera.

Historia

Prehistoria y antigüedad

La ciudad romana de Caesaraugusta sobre el plano de la ciudad actual:
1.- Decumano (actuales calles Mayor, Espoz y Mina y Manifestación)
2.- Cardo (actual calle Don Jaime)
3.- Foro de Caesaraugusta
4.- Puerto fluvial
5.- Termas públicas
6.- Teatro
7.- Muralla26
Artículo principal: Historia de Zaragoza

La ciudad de Zaragoza cuenta con más de dos mil años de historia. La
población más antigua documentada data del siglo VII a. C., en los
restos de unos poblamientos del final de la Edad del Bronce. Las primeras noticias de un asentamiento urbano datan de la segunda mitad del siglo III a. C. y nos hablan de una ciudad ibérica llamada Salduie que se identifica con el nombre de «Salduvia» en un texto de Plinio el Viejo.2728

La ciudad romana de Caesaraugusta fue una colonia inmune refundada sobre la ciudad ibera por Octavio Augusto con veteranos de las guerras cántabras entre el año 25 y el 12 a. C., muy probablemente el 14 a. C.27
Entonces tenía una planta rectangular y una extensión de 47 hectáreas,
coincidente con el trazado urbanístico del actual casco antiguo, y su
perímetro estaba delimitado por la calle del Coso al sur y al este, la avenida de César Augusto al oeste y el río Ebro al norte. Poco después se convirtió en el centro urbano más importante del valle medio del Ebro. La ciudad no decayó durante el Bajo Imperio romano de Occidente.

Edad Media

Capitel de alabastro, del siglo XI, del taller de la Aljafería.

El año 452 fue conquistada por los suevos29 y el 466 por los visigodos, quienes la incorporaron al reino de Tolosa. En 541, fue asediada por los francos, aunque la ciudad no llegó a caer en su poder.

En el siglo VII su sede episcopal conoció un periodo de esplendor con las figuras de los obispos Braulio de Zaragoza y Tajón. El año 714 fue ocupada por el sarraceno Musa ibn Nusair y se convirtió en un centro musulmán importante llamado «Medina al-Baida Saraqusta» (Zaragoza la Blanca), que Carlomagno intentó ocupar sin éxito el año 788.

En el siglo IX los Banu Qasi, familia noble de origen visigodo convertida al islam al poco de la invasión, la designaron capital de sus extensos dominios poco después del 852 con Musa ibn Musa, conocido en la tradición cristiana como el «Moro Muza». Más tarde, el emir Mohamed I de Córdoba se la compró en 884 por 15 000 dinares de oro. En 890, obtuvieron la hegemonía los tuyibíes, yemeníes provenientes de las zonas de Calatayud y Daroca, y Muhammad Alanqar pasó a ser el gobernador de Zaragoza.

Capital de la frontera superior con los reinos cristianos bajo el califato Omeya,
gozó de cierta autonomía respecto de Córdoba. La Zaragoza musulmana del
siglo X acogió a comunidades de las otras religiones del Libro en la judería y el barrio mozárabe. Tras la descomposición del califato andalusí, se erigió en la capital de un importante reino, la Taifa de Saraqusta, en 1018, con el reinado del tuyibí Mundir I.

Palacio de la Aljafería, del siglo XI. Restaurado en el siglo XX.

El periodo de esplendor de la ciudad islámica se dio en el siglo XI, especialmente con el reinado de Al-Muqtadir (1046-1081), ya perteneciente a la dinastía de los Banu Hud, quien amplió su reino con la anexión de la taifa de Tortosa y la taifa de Denia y sometió a vasallaje a la de taifa de Valencia. Construyó un espléndido palacio fortificado de recreo: la Aljafería, cuyas obras comenzaron en 1065. La dinastía hudí consiguió mantener su independencia frente al Imperio almorávide y a la presión de un joven reino de Aragón,
hasta que en 1110 la ciudad tuvo que ser entregada al poder morabita,
que puso al frente de la gobernación de la urbe al exregidor de Valencia
Muhammad ibn al-Hayy. En 1115 le sustituyó Ibn Tifilwit, quien nombró visir al gran filósofo Avempace.

Con la ayuda de sus aliados occitanos y cruzados francos, y su ejército de aragoneses, Alfonso I el Batallador pudo conquistar Zaragoza en 1118, que se convertiría pronto en la capital del Reino de Aragón, y fue la sede en la que se coronaron los reyes de la Corona de Aragón.
La población musulmana se tuvo que trasladar fuera de los muros de la
ciudad, donde fundó el nuevo barrio de la morería, mientras que el
núcleo urbano era repoblado por francos y dado en feudo a Gastón IV de Bearne.

Desde el final del siglo XIII fue el centro de la Unión Aragonesa
(asociación de nobles para limitar el poder real y mantener sus
privilegios), hasta que esta fue derrotada por Pedro el Ceremonioso el año 1384. La unión dinástica de la Corona de Castilla y la de Aragón la transformó en una ciudad más de la monarquía de los Austrias. El establecimiento de la Inquisición fue causa de importantes revueltas y del asesinato del inquisidor Pedro Arbués
en 1485. En el siglo XV se incorporaron a la ciudad los arrabales de
labradores de San Pablo y de pescadores de las Tenerías. Durante el
reinado de Fernando el Católico se fundó la universidad y se construyó la Lonja. La expulsión de los judíos en 1492 y de los moriscos
en 1609 provocaron un cierto estancamiento en su crecimiento, pero a
pesar de eso, no dejó de ser una ciudad importante (con 25 000
habitantes en 1548).

Edad Moderna

Portada de la Audiencia o Palacio de los Luna, del siglo XVI.

Vista de Zaragoza, de Anton van den Wyngaerde (1563).

Fue escenario de revueltas a causa del encarcelamiento de Antonio Pérez, secretario de Felipe II,
que procesado por orden del rey, se acogió a la protección de los
Fueros Aragoneses el año 1591. Los disturbios acabaron con la ejecución
del Justicia Juan de Lanuza y la introducción de algunas restricciones en sus privilegios. Durante la Guerra de Sucesión,
la ciudad, en defensa de las libertades y soberanía de Aragón, de sus
instituciones y del Derecho aragonés, se declaró partidaria del
archiduque Carlos de Austria.
Al ser conquistada por las tropas borbónicas, perdió la autonomía de la
que había disfrutado hasta aquel momento (1707), y que solo pudo
recuperar brevemente en 1710, al derogarse sus fueros por los Decretos de Nueva Planta, con lo que la ciudad dejó de ser sede de importantes instituciones del Reino de Aragón.

Durante el siglo XVIII la población pasó de 30 000 habitantes en 1725 a 43 000 en 1787. En 1760 se produjo un motín paralelo de Esquilache, y en 1776 se fundó la Sociedad Económica de Amigos del País.

Edad Contemporánea

Asalto de las tropas francesas al Monasterio de Santa Engracia el 8 de febrero de 1809 durante la Guerra de la Independencia, obra de Louis-François Lejeune realizada en 1827.

Verja de la galería Pasaje de la Industria, del año 1883, en la calle de Alfonso I.

Edificio del Ayuntamiento de Zaragoza, construido a mediados del siglo XX, en la Plaza del Pilar.

Durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814), Zaragoza resistió los enfrentamientos con las tropas francesas. En la guerra contra Napoleón
se hizo famosa por toda Europa por sus asedios, siendo un símbolo de la
resistencia a Napoleón. En el primer asedio (junio-agosto de 1808), el
general Verdier tuvo que desistir de tomarla. En el segundo asedio
(final diciembre de 1808-21 de enero de 1809) capituló después de una
serie de combates violentísimos, donde la población colaboró de forma
heroica con las tropas de los defensores, a las órdenes de José de Palafox,
que se encerró con 30 000 hombres. Moncey y después Lannes dirigieron
el segundo asedio. Se calcula que murieron 8000 franceses y 40 000
defensores, ya que dentro de la ciudad se propagó una epidemia de tifus.

Plaza del Mercado de Zaragoza, 1867, en El Museo Universal.

Durante las Guerras Carlistas el general carlista Juan Cabañero
intentó ocupar la ciudad la madrugada del 5 de marzo de 1838, pero fue
rechazado por la guarnición. El 2 de enero de 1854 hubo un intento
frustrado de pronunciamiento.

El cólera de 1885
causó muchas víctimas. Sin embargo, el año 1900 la ciudad tenía unos
100.000 habitantes. También en el siglo XIX se produjeron las primeras
transformaciones importantes que han configurado la ciudad actual: el
emplazamiento de la estación de ferrocarril (estación del Norte), que
generó un núcleo residencial e industrial, y la construcción paulatina
del paseo de la Independencia (iniciado en 1815), con sus porches, que
creó un eje que iba desde el Coso hasta la Huerta de Santa Engracia y
articulaba el crecimiento hacia lo que constituiría el ensanchamiento de
principios del siglo XX, con la Gran Vía y el paseo de Sagasta
como calles principales. A finales del siglo XIX se convirtió en el
foco de una fuerte inmigración rural atraída por el reciente proceso de
industrialización de la ciudad.

Tras 1898, el azúcar de caña que suministraban las colonias
perdidas comenzó a ser sustituido por el derivado de la remolacha, lo
que originó en Zaragoza el auge de las industrias azucareras30
y la aparición de una burguesía que animó los movimientos
regeneracionistas de la Liga Nacional de Productores (1899) y la Unión
Nacional (1900) de Joaquín Costa y Basilio Paraíso.
La acumulación de capital provocada por el fuerte aumento de los
beneficios dio origen a la creación de varias entidades financieras
regionales, como el Banco Zaragozano o el Banco de Aragón.30
Se produjo una inmigración rural, la aparición de un proletariado y el
crecimiento urbanístico de la ciudad. La expansión económica trajo
consigo períodos de carestía e inflación y provocaron las consecuentes
reivindicaciones obreras. Estas fueron desatendidas por una burguesía
local intransigente amparada en la represión violenta de las fuerzas del
orden. Todo ello propició el fracaso del reformismo obrero y el
crecimiento sostenido de la afiliación a la Confederación Nacional del Trabajo. Zaragoza fue durante las primeras décadas del siglo XX, tras Barcelona, la segunda ciudad cenetista de España.31 Al inicio de la Guerra Civil Española, el 19 de julio de 1936 los sublevados, mandados por el general Miguel Cabanellas, tomaron fácilmente el control de la ciudad. En 1937, los republicanos emprendieron la ofensiva de Zaragoza para tratar de recuperar el control de la ciudad, sin éxito.

Durante la dictadura franquista se reabrió la Academia General Militar y se instaló la Confederación Hidrográfica del Ebro.
Después de diversos planes urbanísticos que completaron el trazado del
siglo XIX, se produjo en los últimos treinta años del siglo un enorme
crecimiento del casco urbano con la superación de la barrera natural que
constituye el Ebro, y que ha llevado a la construcción de populosos
nuevos barrios. Desde la segunda mitad del siglo XIX hasta nuestros
días, Zaragoza ha seguido pujante, siendo actualmente la quinta ciudad
de España en términos demográficos.

Demografía

Desde la fundación de Caesaraugusta
como colonia inmune romana sus límites acogieron una población que se
podría situar en torno a los 20 000 habitantes. Durante el periodo
visigodo su pujanza como ciudad clave en el norte de la Península no
decayó, si acaso la ciudad pudo disminuir en algo su población.

Evolución demográfica de Zaragoza (1900-2005).

La llegada de los musulmanes a la península y la creación de la marca y posterior Taifa de Zaragoza hizo de Saraqusta una de las capitales más importantes de los primeros reinos de taifas.
En su época de máximo esplendor (hacia 1080) dominaba, como centro de
un reino islámico fundamentalmente urbano, gran parte del Levante
peninsular, incluyendo la costa de Tortosa y Denia. Por aquel tiempo
Zaragoza pudo llegar a contar con 25 000 habitantes, e incluso, los
cálculos más optimistas, llevarían a la ciudad a los cerca de 50 000.

Es difícil establecer un cálculo preciso sobre las variaciones
experimentadas durante la etapa medieval cristiana. Tras la reconquista
de Alfonso I de Aragón
en 1118 la población islámica fue obligada a habitar en los arrabales,
quedando la antigua medina para los nuevos pobladores. Parte de la
población, sobre todo la que pertenecía a estratos sociales más
elevados, marchó hacia al-Ándalus. Se sabe que el siglo XII
fue un periodo de crisis, lo que unido a la emigración comentada, pudo
hacer descender notablemente la población, pese a los privilegios
jurídicos que los reyes aragoneses se esforzaron en promulgar para
estimular su asentamiento en la capital del reino. En todo caso, a fines
del siglo XV Zaragoza recuperó la población que tuvo en el máximo
apogeo de la capital del reino taifal con 20 000 habitantes
aproximadamente.

La primera mitad del siglo XVI contempla un Renacimiento ciudadano, con la construcción de La Lonja
y la presencia de un paisaje urbano dominado por numerosas torres de
estilo mudéjar, que valieron a Zaragoza el apelativo de «la de las cien
torres» o la «Florencia española». Así, en 1548 la ciudad cuenta con
25 000 habitantes. No debió de haber cambios significativos en la
demografía durante el siglo XVII, etapa de crisis demográfica en general
en España y en particular en Aragón, donde a pestes, hambrunas y crisis
económica se unió la expulsión definitiva de los moriscos en 1609.

En cambio, durante el siglo XVIII (siglo en que comienzan las
primeras estimaciones censales de la demografía) la población
experimentó un importante auge, y evolucionó de unos 30 000 habitantes
en 1725 a los 43 000 en 1787.

Pero la Guerra de la Independencia y los dos sitios que sufrió por parte de las tropas napoleónicas
asolaron Zaragoza que, de los 55 000 ciudadanos que la habitaban en
1808, pasó a 12 000 supervivientes. A pesar de todo ello, el dinamismo
de la capital del valle medio del Ebro le permitió recuperarse y hacia 1850 ya tenía 60 000 habitantes;32
muy notablemente continuó este ascenso demográfico en la segunda mitad
del siglo XIX en que se vio favorecida por la actividad industrial
(azucareras de remolacha e industria alimentaria fundamentalmente) y
comercial que llevó su población a superar los 100 000 habitantes a
comienzos del siglo XX.

A la llegada de la Segunda República, la ciudad frisa los 200 000 habitantes33
y en 1960 alcanza los 300 000. Pero el verdadero despegue demográfico
se produce entre 1960 y 1980, un intervalo de veinte años en los que
Zaragoza casi duplica su población, rebasando a mediados de los ochenta
el medio millón de almas y a finales las 600 000. En la primera década
del siglo XXI la urbe siguió creciendo, en parte por su condición de
imán de la población aragonesa, que emigra desde las zonas rurales más
empobrecidas de la región, y según el padrón municipal en 2018 tenía una
población de 697 895 habitantes.13

Gráfica de evolución demográfica de Zaragoza entre 1842 y 2017
     Población de derecho según los censos de población del INE.34
     Población según el padrón municipal de 2017.35

Nota: Entre el censo de 1887 y el anterior crece el término
del municipio porque incorpora a Alfocea, Casetas, Juslibol y
Monzalbarba. Entre el censo de 1900 y el anterior incorpora Peñaflor,
entre el de 1920 y el anterior incorpora a Villamayor y en el censo de
1960 es Torrecilla de Valmadrid la que ya está incorporada al término de
la ciudad. El censo que aparece como 2011 corresponde al 30 de
diciembre de 2010.


FUENTE: WIKIPEDIA

La mejor opción para tus proyectos 3d. Infografia 3d Zaragoza.

¿Tienes una idea?¿Quieres desarrollar un proyecto de infografia en 3d en Zaragoza y necesitas saber el precio? Ponte en contacto con nosotros y te ofreceremos la mejor propuesta en menos de 24h.

info@360infografia.com           Tlf. 606879466